Como profesor, una de las alegrías más grandes es ver cómo se iluminan los ojos de tus estudiantes cuando aprenden algo nuevo. Todos hemos tenido ese profesor que logró que nos gustara una materia simplemente porque su personalidad y entusiasmo fueron suficientes para despertar interés en cualquier cosa. 

Un buen vínculo entre profesor y estudiante afecta de manera positiva los resultados de aprendizaje de los estudiantes, su motivación y su desarrollo socioemocional. Incluso en estos tiempos inciertos, cuando las escuelas funcionan al menos de manera parcial en línea, los estudiantes tienen expectativas sobre cómo deberían ser las lecciones en línea. Algunos pueden preferir más interacción con sus maestros y progresar en un entorno de salón de clases con muchas oportunidades de colaboración. Otros pueden sentirse más cómodos con el aprendizaje remoto. 

El aprendizaje remoto puede ser complicado porque crear relaciones en un salón de clases virtual es una habilidad que se adquiere con experiencia. Donde sea que te encuentres en tu camino hacia el aprendizaje en línea, puedes aprovechar al máximo cada situación. 

A continuación, hay algunos consejos y trucos que aprendí durante el proceso que pueden facilitar el desarrollo de vínculos en línea: 

1. Hacer comentarios a los estudiantes

Si no haces comentarios en una clase en línea, los estudiantes se sorprenderán. Los estudiantes necesitan instrucciones y metas que alcanzar para sentir que no se mueven solo por inercia cada día.

Por ejemplo, puedes usar el sistema de gestión de aprendizaje escolar (LMS, por sus siglas en inglés) para dejar comentarios escritos u orales en sus tareas. Los mensajes de voz funcionan de maravilla porque es casi como si pudieran sentir tu presencia. Intenta que sean lo más detallados y específicos posible, así sabrán lo que deben mejorar.

Lo que es incluso mejor, me gusta recibir comentarios de los aprendices, que, por lo general, tienen ideas grandiosas para hacer que las clases sean más interesantes.


Más información: El papel actual del profesor en el aula


2. Siempre controlar la logística primero

Este paso es importante porque debes saber con lo que estás trabajando, en especial en términos de las limitaciones. Debes conocer a tus estudiantes y también sus necesidades específicas. Un buen consejo es crear un cuestionario anónimo para responder preguntas sobre los dispositivos y software a los que tienen acceso. Intenta comunicarte con los padres si es necesario y encontrar soluciones juntos. 

Por ejemplo, si quieres que los estudiantes usen cualquier tipo de software, asegúrate de que sea compatible con varios dispositivos. Si realizas una presentación en video, las fuentes deben ser legibles, incluso en una pantalla pequeña de celular. Por lo general, es fundamental hacer que los estudiantes estén cómodos y no que sientan que se están perdiendo de algo. 

3. Involucrar a los estudiantes

Un gran error es suponer que los estudiantes disfrutan de ser consumidores pasivos de contenido en línea. ¡Eso no es cierto! Disfrutan de la interacción en línea, siempre y cuando las actividades les resulten interesantes. 

Permite que los estudiantes hagan sugerencias, incluso si parecen no estar relacionadas con el tema principal. Incluso un juego en línea como “el ahorcado” puede ser una manera de involucrarlos y establecer las pautas para toda la lección.

Por último, sé muy abierto en cuanto a lo que quieres que logren en términos de metas de aprendizaje y siempre diles por qué y cómo estas lecciones les ayudarán ahora y en el futuro.


Más información: 8 Formas de fomentar la participación de los estudiantes en línea


4. Contacto visual y lenguaje corporal

Cuando no existe un entorno de clases controlado, muchos profesores se sienten perdidos.  Al enseñar en un salón de clases, el contacto visual es fundamental para establecer vínculos con los estudiantes. El lenguaje corporal también es fundamental para la gestión del salón de clases.

En este caso, debes aprovechar al máximo las lecciones por video, tanto grabadas como durante conferencias web. Intenta comprender lo que ven tus estudiantes cuando te siguen y haz ajustes. ¿Estás hablando a la cámara? ¿Se ven las manos para que puedas expresarte a través del lenguaje corporal? En un entorno en línea, el ritmo y el tono de tu voz son incluso más importantes.

También ayuda simular que estás en un salón de clases físico, lo que implica que debes vestirte bien y hablar de pie, al menos hasta que te acostumbres.

5. Dar lugar a la diversión

Probablemente tu primer instinto sea comenzar la lección porque hay mucho por hacer. Sin embargo, un profesor con experiencia en clases en línea te diría que es más fácil comenzar despacio, ya sea con un juego corto o una charla de unos minutos.

Es posible que notes que los estudiantes se inquietan después de un tiempo, por lo que siempre debe haber lugar para una actividad para romper el hielo, sin importar lo tonta que pueda parecer. Puedes participar como una oportunidad para moverte un poco, ya que las actividades en línea son en su mayoría sedentarias.

6. La flexibilidad es primordial

Enseñar casi nunca se trata de seguir un guion. Si algo no funciona, cámbialo. Es posible que debas adaptarte a otros estilos, como aprendizaje híbrido, que combina actividades sincrónicas y asincrónicas complementarias. 

Por ejemplo, puedes grabar lecciones en video, que los estudiantes verán como parte de su tiempo de estudio independiente. Algunas escuelas ahora tienen sesiones de conferencias web y presenciales al mismo tiempo, de manera rotativa, lo que implica una excelente manera de reducir el tamaño de las clases.

Conclusión

Crear una relación mientras se enseña en línea te permite cambiar un poco las cosas. Haz que las presentaciones sean breves y dedica tiempo a actividades que impliquen colaboración, juegos educativos y debates en línea. Puedes establecer vínculos auténticos en línea siempre que los estudiantes sientan tu presencia y apoyo.

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!