Con el aumento del uso de Internet, estamos cada vez más presentes en el mundo digital. Esto viene acompañado por un conjunto de reglamentaciones que debemos cumplir. Por lo tanto, existir en este entorno, trabajar, aprender, hacer negocios, comunicarnos tal como lo hacemos en la vida real nos convierte en ciudadanos de este mundo digital.

Como ciudadanos digitales, tenemos derechos y obligaciones, y es por eso que aprender más sobre el concepto de ciudadanía digital es fundamental.

“La ciudadanía digital es el desarrollo continuo de normas sobre el uso adecuado, responsable y empoderado de la tecnología”.

Por lo tanto, debemos contribuir al mundo digital con el contenido adecuado que pueda crear experiencias positivas para los demás y debemos saber que nuestras acciones como ciudadanos digitales tienen consecuencias.

En lo que respecta a cualquier entorno en línea, este debería ser un entorno seguro en el que todos se sientan protegidos y no vulnerables. Además, debería promover una mejor comprensión de todas sus implicaciones y contribuir en la formación de los usuarios para lograr resultados positivos a largo plazo. Asimismo, como ciudadanos digitales, debemos desarrollar relaciones cooperativas e interdependientes que promuevan la comprensión entre las personas.

En su libro, Digital Citizenship in Schools (Ciudadanía digital en las escuelas),Mike Ribble y Gerald Bailey hablan sobre cómo la tecnología influye en la manera en que las personas interactúan y sobre el concepto de ciudadanía digital en el salón de clases. Los autores definen nueve elementos de la ciudadanía digital:

Los 9 elementos de la ciudadanía digital

Debido a que la educación es el centro de cualquier sociedad, se debería instruir a los estudiantes sobre cómo usar la tecnología de manera responsable y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad del entorno en línea para las generaciones futuras. Por lo tanto, los aspectos de la ciudadanía digital giran en torno al uso de la tecnología con fines educativos.

Algunos de estos elementos están relacionados con las vidas de los estudiantes fuera de la escuela y otros están directamente relacionados con la manera en que usan la tecnología en el salón de clases.

  1. Acceso digital

    Si bien vivimos en una era digital, no todos tienen acceso a la tecnología. Por ser profesores, debemos conocer las necesidades de nuestros estudiantes y asegurarnos de que puedan usar de manera equitativa los recursos en línea.

    Gracias a las mejoras en las escuelas de todo el mundo, los profesores pueden impartir lecciones atractivas e incluir tecnología en la clase para motivar a sus estudiantes. Cada vez más educadores solicitan a sus estudiantes tareas que deben realizarse en línea, pero existe una desventaja: no todos los estudiantes tienen dinero para adquirir una computadora/teléfono inteligente y tener acceso a Internet. Por este motivo, los educadores deben brindar alternativas adecuadas para las necesidades de todos los estudiantes. 


    Más información: Cinco herramientas digitales para hacer del aula virtual un espacio más inclusivo


  2. Comercio digital

    El comercio digital hace referencia a la compra y venta de artículos en línea y la necesidad de enfrentar problemas de seguridad al usar dinero en el mundo digital.

    La tecnología también se utiliza en clase para mostrarles a los estudiantes los posibles caminos que pueden tomar en sus futuras carreras profesionales, lo que les dará oportunidades de trabajo. Comprender cómo funciona el comercio en línea es una necesidad, como posibles clientes y emprendedores.

  3. Comunicación digital

    Comunicarse en línea se ha vuelto tan común y frecuente que los estudiantes se olvidan de que lo hacen en un espacio virtual. Saber qué decir y cómo hacerlo es fundamental, ya que en el entorno en línea siempre hay problemas de comunicación. En la actualidad, el espacio en línea les ha permitido tener voz a todos los que la necesitan. Pueden expresarse libremente. Debido a esto, los estudiantes deben ser empáticos y reaccionar adecuadamente en línea y fuera de línea.


    Más información: 8 Formas de fomentar la participación de los estudiantes en línea


  4. Alfabetización digital

    Ser conscientes de los demás en línea y fuera de línea es importante para nuestro crecimiento personal. También contribuye a crear consciencia sobre la manera en que nos tratamos en cualquiera de estos espacios.

    La alfabetización digital también incluye obtener la capacidad para diferenciar el contenido real del falso, que podría afectar negativamente las vidas de nuestros estudiantes. Los estudiantes deben aprender cómo decidir qué contenido es bueno para ellos y lo que deberían evitar para tener una vida equilibrada.

  5. Protocolo digital

    La tecnología viene acompañada de instrucciones básicas de uso, pero a la larga, debemos instruir a los estudiantes para que la comprendan mejor y “dominen el mundo digital”. Esto moldeará su comportamiento en línea y responderán positiva en vez de negativamente a cualquier contenido o comentario. De esta manera, la actitud en línea se refleja en el mundo real y viceversa.

    Centrarse en implementar un protocolo en línea tendrá excelentes resultados para las generaciones futuras que tendrán una actitud adecuada en el mundo digital. 

  6. Derecho digital

    El entorno en línea tiene lugar para interacciones positivas y negativas. Y, al igual que sucede en la vida real, existen leyes que todos debemos cumplir. El derecho digital trata los derechos y las restricciones legales que rigen el uso de la tecnología.

    Muchos usuarios en línea infringen la ley, intencionalmente o no, de formas que van desde hackear correos electrónicos hasta cometer ciberacoso o descargar música de manera ilegal. Para prevenir cualquier tipo de delito en línea, sin importar la gravedad, los estudiantes, como ciudadanos digitales, deben conocer estas normas.

  7. Derechos y responsabilidades digitales

    Al igual que en cualquier sociedad real, el mundo digital tiene sus reglamentaciones. Esto significa que los usuarios tienen derechos y también responsabilidades. Existen normas y políticas que se deben cumplir que implican la posibilidad de hacernos responsables de nuestras propias acciones en el mundo digital.

    Además, el Internet se puede usar con fines perjudiciales y las personas necesitan, por ejemplo, protecciones contra el ciberacoso. Este tema debe abordarse en las escuelas para evitar estos comportamientos y denunciar cualquier conducta ilícita en el entorno virtual.

  8. Salud y bienestar digitales

    Vivimos la misma cantidad de tiempo en el mundo digital que en el mundo real. Los requisitos y las libertades de las personas deben extenderse al mundo digital. Todas las personas que se encuentren presentes en el mundo digital deben contribuir al bienestar colectivo.

    Se debe enseñar a los estudiantes a protegerse a ellos mismos y a los demás de posibles daños y a alertar a un adulto en este tipo de casos. Usar recursos en línea es un beneficio adicional, pero todos debemos ser conscientes de los peligros que conlleva este beneficio.

  9. Seguridad digital

    La seguridad en el mundo digital es importante porque las escuelas también son muy vulnerables a los ciberataques. Se debe tener precaución para garantizar la seguridad de los estudiantes. Asimismo, los estudiantes deben comprender las implicaciones de usar dispositivos en la escuela o el hogar, y ser conscientes de los posibles ataques. Los profesores también deben explicar cómo evitar los ataques y cómo proteger los dispositivos.

En conclusión

La ciudadanía digital es un estatus que todos los usuarios en línea deben tener, incluidos los estudiantes. Esta ciudadanía conlleva libertad, pero también responsabilidad. 

Al igual que los ciudadanos del mundo real, los usuarios en línea deben cumplir las normas e intentar usar todos sus beneficios de manera segura. Por ser ciudadanos digitales, los estudiantes deben ser conscientes de su comportamiento y de la manera en que afecta a los demás, mostrar empatía y resolver conflictos. 

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!