Las escuelas que desean organizar todas las actividades de aprendizaje, sin conexión y en línea, requieren herramientas para crear y entregar su contenido a los estudiantes de manera rápida y eficiente. Un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) es una herramienta excelente que muchas instituciones educativas implementan para hacer el trabajo pesado de sus iniciativas de e-learning.

Pero cuando no se está tan familiarizado con el campo de la tecnología educativa, elegir un LMS puede parecer un poco intimidante. No te preocupes. Te respaldamos. En esta publicación, exploraremos las preguntas más comunes que tienen las personas con respecto a los sistemas de gestión del aprendizaje. Entonces empecemos:

¿Qué es un LMS?

Un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) es un «centro de educación en línea» que proporciona un conjunto extenso e indispensable de características para respaldar la enseñanza y el aprendizaje eficientes:

  • Creación de contenido
  • Evaluación
  • Libreta de calificaciones
  • Resultados del aprendizaje
  • Asistencia
  • Herramientas de comunicación
  • Herramientas de colaboración
  • Gamificación
  • Diseño móvil
  • Análisis e informes

Un LMS escolar está dirigido a K-12, instituciones de educación superior y otras organizaciones educativas. Los usuarios típicos incluyen profesores, estudiantes, administradores, otros miembros de la facultad e incluso padres.

¿Cómo usan las escuelas un LMS?

Un LMS se utiliza para administrar actividades educativas en línea, como:

  • Crear y entregar contenido educativo
  • Evaluar a los estudiantes y analizar sus resultados
  • Seguimiento de los logros de los estudiantes
  • Colaborando en proyectos

Un LMS es altamente adaptable y puede contenter múltiples actividades educativas como el aprendizaje en el aula, la educación a distancia y la educación continua.

¿Cuáles son los tipos de LMS disponibles en el mercado?

Las escuelas generalmente pueden elegir entre dos opciones: un LMS autohospedado o un LMS hospedado en la nube.

  • Autohospedado: esta opción utiliza el servidor web privado de una escuela. Eso significa que una escuela tiene que soportar los costos de hardware, manejar el proceso de implementación y tener personal capacitado para el mantenimiento, entre otros gastos.
  • Alojado en la nube: esta opción utiliza los servidores en la nube de una escuela o un servicio en la nube de terceros, como Amazon. Los LMS alojados en la nube son más comunes hoy en día, ya que brindan un mayor rendimiento del sitio web, almacenamiento, flexibilidad y menores costos. También requieren menos tiempo de implementación y mantenimiento.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar un LMS escolar?

Un sistema de gestión del aprendizaje es una solución completa que facilita la vida de los estudiantes, profesores, administradores, directores e incluso padres o tutores. Aquí te dejamos seis ventajas de usar un LMS escolar:

  1. Más participación en las clases

    Los profesores pueden hacer que el material de la clase sea más interactivo para los estudiantes. Pueden crear rutas de aprendizaje personalizadas donde los estudiantes deben alcanzar sus metas de aprendizaje. Los educadores también utilizan la gamificación para impulsar la participación y premiar el trabajo de los estudiantes. Animan a los estudiantes a colaborar en línea a través de grupos, chat, tareas grupales y más.

  2. Mejor rendimiento estudiantil

    Cuando los estudiantes participan más en las clases, aprenden mejor y logran sus objetivos de aprendizaje más rápido. Un LMS permite a los profesores ver fácilmente el progreso de los estudiantes a través del contenido de la clase e identificar rápidamente las áreas en las que les está yendo bien o las áreas en las que necesitan estudiar más.

  3. Ahorra tiempo en actividades docentes

    La función de automatización reemplaza el trabajo manual riguroso y costoso y ayuda a los profesores a ahorrar tiempo en sus tareas diarias. Los materiales didácticos se pueden almacenar en una biblioteca en línea centralizada y los profesores pueden organizar mejor su contenido y sus datos. La calificación se puede realizar automáticamente en algunas asignaciones, y el trabajo administrativo toma menos tiempo para completarse cuando se realiza en línea.

  4. Mejora la comunicación y colaboración

    Un LMS facilita que todos los usuarios se comuniquen, ya sea que los estudiantes se conecten con los maestros, los padres que se conecten con la facultad y la administración de la escuela o incluso las escuelas del mismo distrito que se comuniquen entre sí. Los estudiantes pueden recibir comentarios instantáneos sobre su progreso y tener un medio para hacer preguntas cuando necesiten ayuda. Las herramientas de colaboración como grupos, foros, blogs y chats promueven el trabajo en equipo y ayudan a todos los usuarios a trabajar mejor juntos.

  5. Accesibilidad y flexibilidad

    Un LMS permite a los estudiantes aprender a su propio ritmo y proporciona flexibilidad. Los estudiantes pueden acceder al contenido de la clase desde cualquier ubicación a través de sus dispositivos móviles, lo que los ayuda a convertirse en aprendices más autónomos.

  6. Reducción de costos

    El aprendizaje en línea puede reducir los costos relacionados con las instalaciones del aula, los costos de personal, las licencias de hardware y software y los costos de mantenimiento de registros. Cuando se utiliza un LMS, los profesores necesitan menos tiempo para preparar el material y todos los datos se pueden almacenar en una única ubicación segura.

Conclusión

Un sistema de gestión del aprendizaje es un motor que impulsa cualquier programa de aprendizaje en línea y puede mejorar significativamente la instrucción de los profesores y la experiencia de aprendizaje de los estudiantes. Las escuelas y universidades que usan un LMS ven beneficios tanto a corto como a largo plazo.

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!