Los profesores y los padres se quejan de que los estudiantes (de todas las edades) ya no leen. Si bien es cierto que adquirimos la mayoría de nuestros hábitos imitando a quienes nos rodean durante la infancia, también es importante saber que nuestros hábitos pueden cambiar a lo largo de nuestra vida. En otras palabras, es posible abandonar los malos hábitos y desarrollar otros buenos.

Como con cualquier otra cosa, la lectura es un hábito. Si ves que la gente que te rodea lee un poco todos los días, te acostumbras a hacer lo mismo. Es muy poco probable que te conviertas en un lector ávido si vives en una casa donde la televisión está encendida todo el tiempo. Eso es así a menos que tengas otras personas en tu vida (amigos, profesores, abuelos, etc.) que puedan mostrarte los beneficios de la lectura.

Un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo muestra que, actualmente, los adolescentes se ven envueltos en actividades tecnológicas que no fomentan la lectura; los alumnos indican que han leído de 2 a 10 libros en 16 años, lo cual, se argumenta, no es suficiente para mejorar la lectura.

Cuatro increíbles soluciones de tecnología educativa para que los estudiantes se enamoren de la lectura

La tecnología puede ser útil en este caso. Al contrario de la idea popular, la tecnología es una amiga, no una enemiga, de los libros y la lectura. Veamos algunas aplicaciones que pueden ayudar a los estudiantes de distintas edades a enamorarse de la lectura:

  1. Epic!

    Una aplicación hecha especialmente para niños de 12 años o menos. Ofrece acceso ilimitado a una gran biblioteca de historias atractivas, bien escritas y llenas de humor que cautivarán a los lectores jóvenes. Los autores introdujeron algo de ludificación, ya que los lectores reciben insignias y recompensas a medida que avanzan en su lectura. Es gratuita para profesores y bibliotecarios. Los demás usuarios deben pagar $ 7.99 al mes. ¡Pero vale la pena! Pruébala y aprovecha el período gratuito de 30 días.


    Obtén más información en: Seis herramientas de narración digital para entornos de aprendizaje híbridos


  2. TikaTok

    No TikTok, la aplicación más popular entre los usuarios de redes sociales durante el aislamiento, sino TikaTok. TikaTok es un estudio editorial digital que permite a los niños escribir e ilustrar sus propios libros en el salón de clases. Con TikaTok, los niños pueden crear libros digitales o impresos. ¿Qué mejor manera de hacer que los estudiantes lean más que permitiéndoles escribir historias? Al elaborar sus propios libros, se vuelven más curiosos y creativos, y comienzan a entender mejor la importancia de la lectura. Con TikaTok, los niños también pueden leer libros escritos por sus compañeros o por sus profesores.

  3. Tales2go

    Si bien no se trata de una aplicación de lectura, ya que se utiliza para audiolibros, puede ser una buena solución para que los estudiantes escuchen grandes obras maestras de la literatura. Recuerda que nosotros comenzamos escuchando las historias que nuestros padres y abuelos nos solían leer antes de dormir. ¿Por qué no intentarlo con estudiantes de todas las edades que no tienen paciencia para leer? Quizá igualmente prefieran escuchar historias. Es como matar dos pájaros de un tiro. Al mismo tiempo, los estudiantes pueden familiarizarse con las obras de grandes escritores y convertirse en buenos oyentes; una habilidad que les resultará útil en su vida personal y profesional.

  4. Perusall

    Se trata de un lector electrónico social diseñado principalmente para estudiantes universitarios. En lugar de usar la ludificación como motivadora, como suelen hacer muchas aplicaciones de lectura, Perusall hizo algo distinto y transformó la lectura en una experiencia social. Los estudiantes pueden hacer anotaciones en documentos o libros, dejar comentarios y responder a los comentarios de otros. Es parecida a un seminario de literatura en línea, en el que estudiantes y profesores hacen comentarios sobre párrafos, comparten sus ideas e intercambian notas. Pruébalo, sobre todo si quieres motivar a los estudiantes universitarios a cumplir con sus tareas de lectura.


    Obtén más información en: 5 Herramientas de tecnología educativa que debes probar este año


En resumen

Hay muchas maneras en las que los estudiantes pueden adquirir el hábito de la lectura. Algunos pueden sentirse estimulados por las recompensas e insignias, mientras que otros pueden disfrutar escribiendo e ilustrando sus propios libros y descubriendo el maravilloso mundo de los libros. Puede que algunos prefieran escuchar, mientras que, para otros, la lectura puede ser una experiencia más agradable si implica la interacción social con compañeros y profesores. Encuentra el enfoque adecuado y ayúdales a crear un buen hábito: el de leer, de ser posible, más de 17 minutos por día.

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!