Una de las lecciones más importantes que aprendí como antiguo educador convertido en líder de una empresa de aprendizaje electrónico es que una organización solo es tan exitosa como sus empleados. Los profesores trabajan mejor cuando tienen el tiempo para forjar relaciones con los estudiantes, administrar la carga laboral y recargar energía con su vida personal.

Los profesores siempre han tenido muchas responsabilidades, y el desgaste ha sido un problema mayor antes, durante e incluso después de la pandemia. Esto es así hasta tal punto que muchos profesores planean abandonar la profesión en los próximos años.

Es por esto que la comunidad académica debe priorizar el bienestar y el equilibrio entre la vida laboral y personal de los profesores. A largo plazo, se debe hacer foco en reconsiderar los pagos y los beneficios, y adoptar cambios profundos en función de sus necesidades.

Uno de estos cambios es la tecnología educativa. Recopilar comentarios de cientos de profesores durante más de una década me ha demostrado que los educadores también reciben grandes beneficios de enseñar con la ayuda de la tecnología.

A continuación, se incluyen solo algunos de los motivos por los que la tecnología educativa ayuda a los profesores a encontrar cierto equilibrio en su vida:

Administración del tiempo y equilibrio

Al igual que la mayoría de los profesores jóvenes, quiero inspirar a mis estudiantes. Al calificar pilas de exámenes y hacer otras tareas administrativas, sentía que toda mi energía iba hacia algo intrascendente.

Las tareas administrativas llevan demasiado tiempo, y no debería ser así. Lo que habitualmente lleva horas, ahora puede hacerse en cuestión de minutos. Por ejemplo, con la ayuda de una plataforma de aprendizaje, los profesores pueden mantener todo organizado y administrar su tiempo en consecuencia.

Ya no se perderán más asignaciones, porque todo está en el sistema. Los profesores pueden organizar clases, usar plantillas para crear nuevas clases con rapidez y aprovechar el calendario de clases para programar lecciones, entre muchas otras cosas.

Menos carga cognitiva

Los profesores deben trabajar con más inteligencia, no con más esfuerzo. Las largas horas y la fatiga que acarrea el trabajo remoto pueden afectar de manera negativa el bienestar de una persona.

Los líderes escolares deben apoyar activamente a los profesores y hacer lo que sea posible para aliviar su carga laboral. Es por esto que cada hora invertida en tecnología educativa ahorra muchas horas de trabajo en el futuro, dado que los profesores aumentan su productividad y confianza en su capacidad para permitir que la tecnología educativa se encargue de las tareas administrativas recurrentes.

Gracias a soluciones educativas inteligentes, los profesores reciben notificaciones cada vez que los estudiantes entregan asignaciones. Pueden usar cuestionarios autocalificados y ofrecer comentarios a los estudiantes al instante. Una vez terminado el día de trabajo, se recomienda desconectarse y descansar.


Más información: Cómo superar la fatiga digital como profesor


Cómo sentirse menos abrumado

Monitorear el progreso de los estudiantes pocas veces surge como un factor de estrés, pero es un factor fundamental. Los profesores dedican mucho tiempo a preparar las preguntas y evaluar el progreso de los estudiantes, algo muy difícil de hacer con un salón de clases lleno.

Esto requiere una gran cantidad de recursos mentales. Además, es posible que nunca tengas la seguridad de que los estudiantes comprenden todo. No obstante, rastrear el progreso de los estudiantes resulta sencillo si se implementa un sistema basado en el dominio, en el que las lecciones y las asignaciones se etiqueten con competencias.

Por ejemplo, los profesores pueden ver cuando un estudiante tiene dificultades con una lección o un concepto. También pueden intervenir rápidamente, de modo que nadie se retrase en la clase.

Comunicación eficaz

Una mala comunicación genera más estrés en cualquier organización. A veces, los profesores la pasan mal manejando la relación entre los padres y la escuela. En muchos casos, dedican mucho tiempo a hablar sobre el progreso del estudiante personalmente con los padres.

Esto es excelente, pero no siempre resulta productivo, ya que algunas cuestiones, como comunicar novedades sobre los próximos eventos escolares, pueden hacerse en línea. Las escuelas tienen una oportunidad única de establecer canales de comunicación remotos entre profesores y padres, ya que la pandemia nos ha demostrado que no todo tiene que hablarse en persona.

Aún más, gracias a la tecnología educativa, los padres pueden iniciar sesión y ver las calificaciones y el progreso de sus hijos, lo que promueve la mentalidad de que eres parte del mismo equipo.


Más información: Cómo la tecnología educativa fortalece la participación de los padres en el aprendizaje


Acceso a recursos

Los profesores quieren sentirse valorados. Sin embargo, demostrar gratitud a través de palabras de aliento y promesas no es suficiente.

Necesitan apoyo real basado en las necesidades más apremiantes. En consecuencia, la falta de recursos añade gran estrés a la vida diaria de un profesor. Debe dedicar incluso más tiempo a solucionar problemas que a realmente enseñar.

Los recursos deben implicar dos aspectos. El primero es usar soluciones de calidad, como la tecnología educativa. El segundo es conocimientos y tiempo invertido en el desarrollo profesional, de modo que los profesores puedan sentirse seguros al usar los recursos que están a su alcance.

Reuniones periódicas de bienestar

Hay una tendencia a enfocarse exclusivamente en los estudiantes, pero la tecnología educativa también puede usarse para cursos de desarrollo profesional (DP) de profesores. Por ejemplo, los educadores pueden compartir sus recursos educativos con sus compañeros, lo que ahorra mucho tiempo.

Pueden comunicarse, apoyarse y crear un espíritu de comunidad, incluso de forma remota. Esto tiene un impacto significativo dado que, a veces, todo lo que los educadores necesitan es que los demás escuchen y sientan empatía.

Los líderes escolares también pueden controlar a los profesores de vez en cuando, pedir comentarios y organizar reuniones informales para hablar sobre problemas importantes.


Más información: Cómo usar un LMS para el desarrollo profesional de los docentes


Conclusión

Ya no podemos darnos el lujo de perder a nuestros educadores. Una conversación honesta acerca del equilibrio entre la vida laboral y personal debe estar acompañada de soluciones prácticas que resuelvan los problemas reales de los profesores. Una de ellas es la tecnología educativa, que es eficiente en materia de tiempo y quita parte de la carga laboral de los profesores.

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!