Como educadores, debemos brindar una variedad de opciones para que los estudiantes desarrollen sus conocimientos de área de contenido y sus habilidades de maneras que satisfagan sus intereses y necesidades. Al elegir métodos y herramientas, es también importante crear oportunidades para que los estudiantes desarrollen habilidades de aprendizaje socioemocional (SEL, por sus siglas en inglés), ya que resultan esenciales para el crecimiento personal y profesional.

Nuestras decisiones deben enfocarse en ayudar a los estudiantes al diseñar evaluaciones y maneras para que muestren lo que han aprendido y en promover su capacidad de opinar y elegir en lo que respecta al aprendizaje. Según los tipos de métodos y herramientas que usemos en nuestras evaluaciones, estos deben ayudar a los estudiantes a identificar en qué etapa de su recorrido de aprendizaje se encuentran y proporcionarnos evidencia de su aprendizaje que podamos usar para continuar ofreciéndoles retroalimentaciones y recursos adicionales.

Algunas preguntas que debemos tener en cuenta al elegir métodos o herramientas son las siguientes:

  • ¿Cómo podemos promover experiencias más interactivas y colaborativas en los estudiantes?
  • ¿Qué herramientas nos ayudan a brindar acceso a retroalimentaciones en tiempo real?
  • ¿De qué maneras podemos promover mayor capacidad de elección de los estudiantes en su aprendizaje?

Además de las evaluaciones, los proyectos y las asignaciones de tareas tradicionales a las que recurrimos para determinar en qué etapa del proceso de aprendizaje se encuentran los estudiantes, tenemos acceso a más herramientas y métodos que nunca.

Durante varios años, disfruté del aprendizaje basado en proyectos (ABP) con mis estudiantes y hace poco conocí la aplicación Tract (usar el código RACHELLE para probarla), que ofrece muchos beneficios a los educadores y estudiantes que exploran el ABP en el aula.


Más información: Diez cosas que HACER y que NO HACER en el aprendizaje basado en proyectos


El año pasado recomendé mucho el ABP, ya que tolera bien las transiciones entre diferentes espacios de aprendizaje. Muchos educadores recurrieron a herramientas digitales cuando se vieron obligados a buscar nuevas maneras de evaluar a los estudiantes y brindar oportunidades para que estos pudieran compartir lo que estaban aprendiendo, hacer preguntas, interactuar o conectarse con la comunidad del aula. La tecnología ha brindado muchas opciones para el aprendizaje y permite a los educadores encontrar una que satisfaga las necesidades y los intereses de cada estudiante y, en algunos casos, su nivel de comodidad.

Es importante comentar a los estudiantes por qué elegimos cierto método o herramienta digital en el aula. Hacerlo nos ayuda a mantenernos enfocados en nuestro propósito. Es necesario considerar de qué manera el método o la herramienta mejorará el aprendizaje o brindará más beneficios a los estudiantes, más allá de ser una manera de practicar el contenido o tomar una evaluación.

5 maneras en que la tecnología educativa ayuda a que los estudiantes demuestren su aprendizaje

El uso de herramientas digitales promueve la colaboración, la comunicación, la creatividad y muchas otras habilidades esenciales, al mismo tiempo que fomenta la participación del estudiante en su aprendizaje al tener el poder de elegir cómo compartir lo que ha aprendido.

Estas son cinco maneras en que los estudiantes pueden demostrar su aprendizaje:

  1. Bloguear

    Los blogs han sido muy útiles en mis clases de español durante años. Las herramientas digitales disponibles hacen que sea más fácil para los estudiantes tener un espacio para desarrollar sus habilidades de escritura al compartir ideas con sus profesores y, posiblemente, con sus compañeros.

    Hacer que los estudiantes participen y escriban en blogs también ayuda a promover el desarrollo de habilidades ciudadanas, especialmente si han tenido la oportunidad de responder a otros compañeros y proporcionar retroalimentación.

    Una opción que ha sido muy beneficiosa entre mis estudiantes es Spaces. Su uso promueve la comunicación y la colaboración entre profesores y estudiantes o entre estudiantes. Además, incluye audio.

  2. Visualización de datos

    Poder procesar información y crear una representación de nuevos conceptos ayuda a los estudiantes a retener mejor lo que han aprendido. Para los aprendices visuales, usar herramientas para crear un mapa conceptual o una infografía puede ayudar a procesar gran cantidad de información.

    Con herramientas como Canva o Piktochart, los estudiantes pueden elegir de una variedad de plantillas disponibles para ayudarse a dar los primeros pasos en el diseño y la infografía. Estas herramientas, y otras similares, promueven el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico y creatividad, ya que los estudiantes deciden cómo ilustrar mejor lo que han aprendido.

    También hay opciones para los estudiantes que prefieren no usar la tecnología, como dibujar un mapa conceptual o crear un apunte visual para registrar lo aprendido.

  3. Narración digital

    Ya sea al comienzo o al final de una unidad, pedir a los estudiantes que creen algo usando una de las varias opciones de herramientas digitales disponibles los ayudará a compartir su aprendizaje de manera auténtica y significativa. Por ejemplo, puede optar por los diversos usos de la narración digital o alentarlos a que hagan un video.

    A mis estudiantes les gusta usar herramientas que ofrecen bibliotecas y opciones multimedia que tienen muchísimas opciones de personajes, fondos, animaciones y demás elementos para contar sus historias. Nuestras favoritas son Buncee, Book Creator, Genially y Story Jumper. Con varias de estas, los estudiantes pueden incluso trabajar juntos en la creación de una presentación o un libro para compartir con sus compañeros.


    Más información: Seis herramientas de narración digital para entornos de aprendizaje híbridos


  4. Evaluaciones basadas en juegos

    Puede fomentar la práctica y brindar retroalimentaciones y lecciones más dirigidas usando algunas de las herramientas digitales disponibles para averiguar en qué etapa del proceso de aprendizaje se encuentran los estudiantes. Se pueden implementar algunos juegos prácticos usando tarjetas, gestos o conversaciones o aprovechar algunas herramientas de aprendizaje basado en juegos como Blooket, Gimkit, Kahoot!, Quizizz y Quizlet Live!.

    Cada una de estas herramientas ofrece una variedad de tipos y modalidades de preguntas que conectarán a los estudiantes con el contenido y nos brindarán datos en tiempo real que nos ayudarán a planificar nuestros próximos pasos y a dar retroalimentaciones significativas a nuestros estudiantes.


    Más información: Cinco herramientas en línea asombrosas para el aprendizaje lúdico


  5. Lecciones interactivas

    El uso de herramientas que promueven la participación de los estudiantes a través de una variedad de contenidos y actividades que pueden incluirse en las lecciones ayuda a los educadores a entender mejor el progreso de los estudiantes y ayudan a estos últimos a lograr autoconciencia en el aprendizaje. Con herramientas como Edpuzzle, Formative, Nearpod o Pear Deck, los educadores tienen muchas opciones para aportar contenidos y actividades y así ayudar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades.

    Lo que me gusta de estas herramientas es que podemos brindar a los estudiantes una variedad de formas de demostrar su aprendizaje a través de respuestas abiertas, encuestas, preguntas con múltiple opción, cuestionarios y mucho más, dependiendo de la herramienta.

    Formative fue clave en el aula el año pasado, ya que pude usarla para crear lecciones con instrucciones en video y en audio para que los estudiantes trabajaran a su propio ritmo. También pude usarla en clase para las evaluaciones, lo que me permitió dar retroalimentaciones rápidas directamente a los estudiantes y adaptar mis lecciones según fuera necesario. Estas opciones nos permiten diferenciar nuestra enseñanza, al mismo tiempo que promueven la capacidad de opinar y elegir en lo que respecta al aprendizaje.

Conclusión

Estos son solo algunos de los métodos que podemos usar para que nuestros estudiantes demuestren lo que han aprendido. Es importante ofrecer opciones a nuestros estudiantes, ya sea mediante el uso de tecnologías y herramientas que facilitan la comunicación, la colaboración y la creatividad o mediante el uso de métodos tradicionales.

Cuando logramos ofrecer opciones que promueven la cooperación en el aprendizaje, propiciamos experiencias más significativas que fomentan el desarrollo de habilidades esenciales para el futuro y empoderan a los estudiantes por medio del aprendizaje autodirigido.

¡Mantente actualizado! Te mantendremos informado de los consejos y recursos de EdTech más valiosos. ¡Suscríbete y no te lo pierdas!